Los tesoros arqueológicos del estado de Guerrero son todavía poco conocidos, con relación a los de otros estados de la República Mexicana. Entre otras causas, esto se explica por las pocas investigaciones que se han efectuado en Guerrero, aún cuando los vestigios arqueológicos que existen en la entidad son muchos y muy variados. Huellas de la presencia humana en territorio guerrerense se remontan hasta hace casi 3 milenios de antigüedad. Esto lo hacen patente los asentamientos humanos que se han hallado desde Bahía de Acapulco, hasta Puerto Marqués. Los habitantes de estas comunidades prehispánicas, sin tener conocimientos de la cerámica, usaban instrumentos de tipo lítico y su alimentación cotidiana se basaba principalmente en productos del mar.

Las construcciones del área prehispánica de Ixcateopan, datan principalmente a la penúltima etapa de ocupación antigua, y derivan de por lo menos cinco etapas constructivas previas. El yacimiento incluye diferentes estructuras que fueron utilizadas para fines ceremoniales y habitacionales, con diferentes fases constructivas y superposiciones que se desarrollaron sobre una elevación natural del terreno.

La Estructura I nos presenta la plaza de mayores dimensiones en el sitio, y se levantan sobre ella las estructuras 1A y 1B. Además, la plaza está cubierta en su totalidad por un piso de estuco. La estructura 1A es un basamento pequeño de forma circular con un muro con ambas caras cubiertas de estuco. La estructura 1B por su parte, es otro basamento de pequeñas proporciones, el cual ha perdido su forma original. El basamento conserva una escalinata en su lado poniente, el cual mira hacia la plataforma principal, integrada por tres peldaños y una alfarda norte. En el área superior preserva vestigios de un piso elaborado con estuco.

Para llegar a este sito arqueológico desde el Pueblo Mágico de Taxco debes ir con rumbo al oeste unos 30 kilómetros, hasta llegar a la comunidad de Ixcateopan. El sitio arqueológico se localiza en las afueras de dicha localidad, junto al cementerio de la zona.

También se puede llegar saliendo de Iguala, tomando la carretera número 51 con rumbo a Teloloapan y luego tomando el desvío hacia la comunidad de San Martín Pachivia, donde un camino de terracería nos llevará directamente al pueblo de Ixcateopan de
Cuauhtémoc.

La estructura VI es otra de las más importantes de Ixcateopan. Está integrada por ocho recintos localizados al sur de las Plazas 1 y 2, las cuales los delimitan. También aparece una escalera que conecta los Cuartos 3 y 7. En el Cuarto 6 fue hallada la huella de un pie humano impresa en el estuco del piso, lo cual nos ofrece un vestigio arqueológico diferente y valioso con respecto a lo habitual. Los habitantes del actual pueblo de Ixcateopan nombran a esta huella como “el pie de Cuauhtémoc”.

Recomendamos recorrer con detenimiento esta área prehispánica, para así obtener un conocimiento preciso de su historia, estructuras principales y su proyección urbana. Pero también es recomendable hacerlo habiendo estudiado previamente, aún de manera superficial, algunas referencias con respecto a la historia precolombina de Guerrero y las culturas que allí surgieron. Con respecto a ello, conviene saber que el yacimiento se encuentra abierto al público de miércoles a domingo, con un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde.